07 GRADUATE WOMEN INTERNATIONAL Y LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MUJERES UNIVERSITARIAS HACEN UN LLAMAMIENTO PARA MEJORAR LA PROTECCIÓN SOCIAL QUE EVITE EL TRABAJO INFANTIL - AMUM
19003
post-template-default,single,single-post,postid-19003,single-format-standard,bridge-core-2.5.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-24.4,qode-theme-bridge,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

07 GRADUATE WOMEN INTERNATIONAL Y LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MUJERES UNIVERSITARIAS HACEN UN LLAMAMIENTO PARA MEJORAR LA PROTECCIÓN SOCIAL QUE EVITE EL TRABAJO INFANTIL

Marbella, -El 12 de junio  se celebra el 20º aniversario del Día Mundial contra el Trabajo Infantil.  Bajo el lema «Protección social universal para erradicar el trabajo infantil», Graduate Women International (GWI) y la Federación Española de Mujeres Universitarias (FEMU), junto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hacen un llamamiento para aumentar la inversión en sistemas de protección social que tengan en cuenta a los niños, con el fin de protegerlos de ser presa del trabajo infantil forzoso y de permanecer en las actividades laborales en lugar de la escuela. El trabajo infantil priva a los niños de su derecho a la educación, pero también afecta a los niños que prefieren permanecer en la escuela, ya que disminuye la motivación y el rendimiento académico. Las estrategias miopes que ponen a prueba los sistemas de protección social requieren una revisión y una transformación nacional. La GWI y su red internacional de mujeres graduadas que trabajan por el cambio están dispuestas a colaborar e inspirar el cambio.

«La educación es clave para abordar el trabajo infantil, especialmente la educación de las mujeres y las niñas», afirma el Presidenta de GWI, Terry Oudraad. «Cuando las mujeres reciben educación, es mucho menos probable que sus hijos participen en el trabajo infantil», añade.

En la actualidad, 160 millones de niños siguen trabajando, algunos de ellos con tan sólo 5 años, lo que supone casi uno de cada diez niños en todo el mundo. Los sistemas gubernamentales de protección social son esenciales para erradicar y prevenir el trabajo infantil. Antes de la pandemia del COVID-19, un asombroso 53,1% de la población mundial no tenía protección social. Deplorablemente, la cobertura para los niños es aún más baja, ya que cerca de tres cuartas partes de los niños, 1.500 millones, carecen de protección social (OIT). La protección social es un derecho humano y una poderosa herramienta política para evitar que las familias recurran al trabajo infantil.

No Comments

Post A Comment